Maracatú

El Shekere: un Instrumento de Percusión digno de conocerse mejor

El Xequerê, también conocido como Abê y Agbê (Sekere en yoruba), es un instrumento de percusión inventado en África y que está compuesto por una calabaza seca a la que se ha cortado uno de sus extremos y envuelto en una red de piedras o cuentas.

En todo el continente africano se le conoce con muchos nombres diferentes, como lilolo, axatse (Ghana) y chequere. En Nigeria se conoce principalmente como shekere. El xequerê se toca agitándolo mientras se sostiene por el mango, haciendo sonar las conchas o las cuentas, y la forma de la cámara y el tipo de revestimiento determinan la calidad del sonido del instrumento.

El Xekeré es un instrumento de percusión diatónica.

Este instrumento es muy utilizado en la música brasileña, sobre todo en el Maracatú, convirtiéndose en un componente esencial del mismo.

Características y beneficios del Xekeré:

  • Preludio, ritmo: fácil de manipular, es un placer tocar música con este instrumento.
  • Manejo, comprensión: el shékéré es fácil de usar y es fácil entender cómo suena.
  • Afinación, decoración: el shékéré hecho a mano está afinado y decorado.
  • Auténtica percusión africana: diseñado en Malí, el shékéré es un auténtico instrumento africano.
  • Cultura africana: en la familia de los instrumentos de percusión africanos, el shékéré se sitúa junto a instrumentos como el djembé y el dum dum.
  • Uso cotidiano: el shékéré es una calabaza hueca con una red de cuentas que las mujeres africanas suelen utilizar para marcar el ritmo de diversas tareas.
  • Sonido, placer: el robusto shékéré y el placer de sostenerlo hacen que siempre quieras acompañar la música.
  • Robustez, fiabilidad: las calabazas utilizadas para hacer el shékéré se eligen en la temporada en la que este fruto es más robusto.
  • Ambiente africano: simplemente agitando el shékéré al ritmo de la música, te sentirás transportado por su sonido a la sabana africana.

Orígenes del Xekeré

El shékéré es un instrumento de percusión originario de África occidental, pero que se ha extendido a Cuba y Brasil. Tradicionalmente, se hace con kalabas (un tipo de calabaza) que se vacía, se seca y se le da forma para poder colocar una red de la que colgar semillas o cuentas.

Se puede agitar (como las maracas), golpear con la mano o girar para producir diversos sonidos. También puede tener un sonido similar al de un güiro.

Son populares desde Senegal hasta Nigeria y son un elemento central de la música tradicional ewe. En Ghana y Togo se conocen como “axatse” y en Mali y Guinea como “djabara”.

Tradicionalmente, los shekeres son fabricados de calabazas secas ahuecadas, limpiadas y recubiertas de pequeñas conchas recogidas en la costa de Ghana, de donde también es oriundo este instrumento, que dan un efecto crujiente o rasposo según se toquen.

Como están hechos de calabazas naturales, hay una variación natural de tamaño según sea la calabaza.

El agbe o shekere fue introducido en Camerún por los bamiyanos de la sabana. Se desconoce su origen exacto y los expertos han sugerido varios pueblos africanos como posibilidad, como el igbo, el yoruba o el bamileke.

Este tipo de instrumento está muy extendido: tiene muchos nombres en África Occidental y Central como resultado de la migración provocada por el comercio de esclavos, pero también en América Latina.

Tradicionalmente, las cuentas están hechas de cáscaras de frutas o semillas de calabaza, pero también se han utilizado variaciones de cuentas de piedra o de vidrio en lugar de estos materiales vegetales para obtener diferentes tonos.

El shekere, aunque es de origen africano, es popular en la música cubana, especialmente en la rumba. Se cree que el shekere tiene su origen en los descendientes de los esclavos que fueron llevados a Cuba desde África Occidental para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar.

Cómo tocar el Xekeré

 

Los shékeres pueden agitarse, golpearse con la mano, girar, lanzarse y recuperarse con ritmo.

Es un instrumento que emite su sonido agitando semillas o conchas, lo que se acerca al sonido de las maracas.

Tapando más o menos los agujeros de la base del cuello y girando el hilo de la cuenta hacia la calabaza, se puede producir una gran variedad de sonidos.

También se acerca al sonido del güiro producido por el raspado.

El sonido lo produce el material del instrumento, no las cuerdas ni las pieles estiradas.

Las perforaciones de la calabaza actúan como una cámara de resonancia que permite amplificar el sonido. Cuando se agita el objeto, las vibraciones de las cuentas emiten un sonido -el principio se aproxima así al de un sonajero o unas maracas- o cuando se golpea con fuerza la palma de la mano sobre la base de la kabash, lo que la acercaría a la función de un tambor.

En Percuforum tenemos Xekerés tradicionales y de fibra de vidrio. La diferencia entre ambos es el sonido producido por su cuerpo, y la duración del instrumento según su composición.

Oscar Hebra

Publicado por
Oscar Hebra
Etiquetas: Xequerê

Entradas recientes

Entrevista a Tukebatukes

Hoy entrevistamos a Miky Moreno, director de Tukebatukes. Muchos de vosotros le conoceréis por su… Leer más

hace % días

ParlaDrums 2021

El próximo 16 de octubre estaremos en el festival de percusión brasileña ParlaDrums organizado por… Leer más

hace % días

Comienzan las escuelas de batucada

Llega septiembre y como casi todos los años, las escuelas y asociaciones de batucada retoman… Leer más

hace % días

La Situación de la Samba en Brasil

La samba es un fenómeno social. La samba es algo más que música. Es un… Leer más

hace % días

Llegada, impacto, desarrollo y legado de la batucada en España

Os presentamos el Trabajo de Fin de Estudios de Víctor Ordóñez Villodre, estudiante recién graduado… Leer más

hace % días

Entrevista a Konkatrons

En la entrevista de hoy, hablamos con un grupo de Ódena, (Barcelona) llamado Konkatrons. 1.… Leer más

hace % días